Las desigualdades de género en el trabajo

Por Verónica Serafini

Este año el Día Internacional de la Mujer tiene una connotación particular. Motivadas por la ola de violencia contra ellas y por la persistencia de fuertes desigualdades en el acceso a los derechos, las mujeres de todo el mundo irán al paro y levantarán su voz para exigir justicia e igualdad.

Resultado de imagen para Las desigualdades de género en el trabajo paraguay

Las mujeres paraguayas tienen suficientes motivos para sumarse al movimiento YO PARO porque comparten la misma realidad con las del resto del mundo. Para comprobar esa afirmación solo basta con leer las noticias sobre la cantidad de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas; de niñas embarazadas, en todos los casos producto de violencia; de niñas y adolescentes que trabajan y son objeto de violencia laboral extrema, incluso hasta perder la vida; de casos de acoso sexual que las mujeres sufren en todos los ámbitos posibles: laboral, académico, religioso, entre otros.

Las estadísticas económicas también muestran las desigualdades entre hombres y mujeres. Las desventajas económicas que sufren las mujeres restringen su autonomía económica y contribuyen a la pobreza de ellas y sus familias, así como a su incapacidad para responder ante situaciones de violencia intrafamiliar debido a la dependencia económica y a una trayectoria de vida marcada por diferentes tipos de violencia.

Resultado de imagen para Las desigualdades de género en el trabajo paraguay

Este artículo presenta los datos laborales más importantes sobre la situación de desigualdad económica que enfrentan las mujeres en el Paraguay, en consonancia con las demandas realizadas en ocasión del 8 de marzo.

Si bien la situación económica de la mayoría es precaria y la desigualdad tiene impacto negativo en toda la población, en casi cualquier indicador económico las mujeres se ubican por debajo del promedio y con brechas importantes con los hombres.

Las desigualdades económicas importan cuando del bienestar se trata, sobre todo en un país en el que el 31,8% de los hogares tiene como jefa a una mujer y el 29,9% tiene a una mujer como principal proveedora económica.

Resultado de imagen para Las desigualdades de género en el trabajo paraguay

Además, estos datos deben ser analizados a la luz de la conformación de los hogares, la que suele ser muy distinta cuando un hombre o una mujer ejercen la jefatura. Los hogares con jefatura masculina son, en gran parte, familias nucleares completas -pareja e hijos- (58,4%) y extendidas -otros parientes- (27,0%). Los hogares con jefatura femenina son familias extendidas (38,7%) o nucleares incompletas -madre e hijos- (29,8%).


Los datos que aparecen en este artículo provienen de las siguientes publicaciones, salvo cuando se incluyan referencias específicas: Serafini, Verónica (2015). Pobreza, oportunidades económicas desiguales y género. ONU Mujeres, PNUD. Asunción.  http://www.py.undp.org/content/dam/paraguay/docs/documento%20de%20trabajo%20COMPLETO.pdf
Serafini, Verónica; Victor Imas (2015). Igualdad de género y principales brechas en Paraguay. ONU Mujeres. Asunción

No hay comentarios:

CAFETINO O TEATINO